Empleo y Desarrollo

Teoría y práctica del desarrollo local en Canarias. Manual para agentes de desarrollo local y rural.

La edición de esta obra supone un nuevo impulso en la consolidación paulatina del trabajo para mejorar la formación y cualificación de las personas que, en estos momentos, desarrollan sus funciones, o las van a desarrollar, como agentes del desarrollo local y rural.

Índice de contenidos del libro y CD:

  • Relación de autores
  • Prefacio
  • Prólogo
  • Presentación
  • I. La concepción del desarrollo local
    • 1. Desarrollo local y estrategias. José Ángel Rodríguez Martín
    • 2. Caracterización instrumental del concepto de desarrollo local. Juan Sánchez García
    • 3. Desarrollo local y sostenibilidad. Matías González Hernández
    • 4. La dimensión territorial del desarrollo local. José-León García Rodríguez
  • II. El conocimiento del territorio insular
    • 5. Características del espacio rural en Canarias. Francisco J. García Rodríguez
    • 6. Economía social, participación y desarrollo local. Cristino Barroso Ribal
    • 7. La detección de yacimientos de empleo en los mercados de trabajo locales. Dirk Godenau
    • 8. La identidad territorial en el marco institucional de Canarias. José Luis Rivero Ceballos
    • 9. Estructuras organizativas del desarrollo local en Canarias. Magaly Rodríguez Martín y Teo Morales González
  • III. Las herramientas básicas del desarrollo local
    • 10. Diagnóstico territorial y potencial endógeno. Vicente Manuel Zapata Hernández
    • 11. Gestión estratégica y prospectiva del desarrollo local. Carlos Alberto Legna Verna
    • 12. Metodologías participativas para el desarrollo local. María Dolores Hernández Hernández
    • 13. Planes de viabilidad, seguimiento y evaluación de proyectos de desarrollo local. Jaime Saavedra Rodríguez y Carlos Alberto Legna Verna
    • 14. Redes para la cooperación local. Pedro Gil Larrañaga
    • 15. Las tecnologías como herramientas para el desarrollo local. Pedro Felipe Lorenzo Rodríguez
  • IV. Los instrumentos de apoyo al desarrollo local
    • 16. La cultura en el desarrollo local. Pedro Manuel Grimón González
    • 17. La Agenda 21 Local y el desarrollo local. Carlos Castilla Gutiérrez
    • 18. Márketing y técnicas de comunicación social. Santiago J. Suárez Sosa y Dirk Godenau
    • 19. Fuentes de fi nanciación del desarrollo local. Montserrat Cabrera Morales
    • 20. Las nuevas estrategias en apoyo del crecimiento y del empleo. Francisco Vega Sánchez
    • 21. Técnicas muestrales, métodos prospectivos y diseño de estadísticas en desarrollo local. Victoria Jiménez González

Contenidos incluídos en la edición en CD:

  • V. Recursos operativos del desarrollo local en Canarias
    • 22. Formación y cualifi cación para el desarrollo local. José Luis Figueroa de la Paz
    • 23. Juventud y mujeres en el desarrollo local. María del Carmen Barrera, Esther Torrado y María Dolores Aguilar
    • 24. Servicios a la población y desarrollo territorial. M. Fernando Martín Torres, Eduardo Calderón Piñero
    • 25. Valorización de la producción local. José Manuel Corcuera Álvarez de Linera
    • 26. El turismo rural en el desarrollo local. Carlos Fernández Hernández
    • 27. Paisaje y patrimonio natural en el desarrollo local. M. Fernando Martín Torres
    • 28. Desarrollo local en los parques rurales de Tenerife. Alberto de Armas Estévez

Presentación de los editores:

La publicación de esta obra, Teoría y práctica del desarrollo local en Canarias. Manual para agentes de desarrollo local y rural, es una iniciativa de los grupos LEADER de Canarias, ADER-La Palma, AIDER-La Gomera, AIDER-Gran Canaria, ADERLAN, ASHERO y FEDERTE, a través de un proyecto de cooperación LEADER +, que viene a sumarse al importante número de proyectos operativos realizados conjuntamente por dicho colectivo en la última década, con la fi nalidad de multiplicar las vías de colaboración entre los territorios insulares y establecer nuevas estrategias de cooperación entre los actores locales para impulsar el desarrollo rural.

El trabajo que el lector tiene en sus manos es un proyecto cultural en el que han participado más de 30 autores y ha generado fi nalmente dos productos editoriales complementarios, una amplia publicación en papel de más de 400 páginas y una publicación digital en formato pdf, como resultado de la elaboración de la propia obra, que ha desbordado ampliamente la dimensión física del manual previsto en principio por los coordinadores del mismo.

El notable incremento del número de páginas producido en la preparación de los diferentes capítulos del libro ha llevado a los editores a limitar la obra impresa a cuatro de las cinco partes incluidas en el proyecto inicial, por motivos presupuestarios y también a causa del excesivo volumen que habría tenido la publicación completa del manuscrito resultante, en papel, lo que la habría convertido en una herramienta poco ágil como «guía práctica» para los agentes de desarrollo local y rural, que es uno de los objetivos principales de la misma, según reza en el subtítulo de la obra.
Pero el interés práctico y académico de los textos confeccionados por los diferentes autores para su inclusión en la quinta parte del manual ha obligado a los editores a programar una edición digital de la publicación, que acompañara y completara la anterior. Esta edición en pdf del trabajo contiene no sólo los 7 capítulos correspondientes de la mencionada quinta parte del proyecto inicial, que lleva por título genérico «Los recursos operativos del desarrollo local en Canarias», e incluye temas tan importantes para la programación del desarrollo local en las islas como la cualifi cación de los recursos humanos, los servicios sociales a la población, la valorización de los productos locales o el turismo rural; sino también la versión «larga» o completa de los capítulos 2 y 8 del manual, incluidos de manera resumida en la edición en formato convencional, a causa de su destacada extensión.

En consecuencia, el libro publicado en papel está dividido en cuatro grandes partes, denominadas «La concepción del desarrollo local», «El conocimiento del territorio insular», «Las herramientas básicas del desarrollo local» y «Los instrumentos de apoyo al desarrollo local», que están formadas por 21 capítulos de mediana extensión, los cuales abordan de manera sintética, y pretendidamente didáctica, los principales temas teóricos y aplicados en relación con las preocupaciones académicas y la práctica cotidiana del desarrollo local que realizan los trabajadores de los diferentes centros, entidades o agencias de empleo y desarrollo local de Canarias.

Por tanto, el esquema del libro ha sido pensado sobre todo para servir de guía práctica, orientada a la resolución de los problemas y las dudas que se pueden presentar en el trabajo diario de dichos profesionales. Pero también como sencillo manual destinado a la formación, al conocimiento concreto de la realidad regional, a la refl exión conceptual y metodológica sobre el desarrollo local y territorial y a la búsqueda de información operativa para los actores y agentes de desarrollo local, tanto en los temas generales como en los específi cos que atañen a su labor profesional y a sus preocupaciones académicas o intelectuales acerca de esta amplia parcela del conocimiento. Para facilitar esta búsqueda a los lectores, los diferentes capítulos del manual incluyen una bibliografía básica de los temas desarrollados y, en casi todos los casos, una selección de páginas webs relativas a los mismos, que permiten una rápida actualización de datos y contenidos.

El destacado número de profesionales del desarrollo local, de técnicos de las diferentes administraciones de las islas y de profesores universitarios de distintas áreas de conocimiento que intervienen en la obra, con su diferente especialización académica, su experiencia práctica acumulada y su diverso grado de vinculación al desarrollo local, según se desprende de la relación de autores incluida en el índice, refl eja la notable amplitud de tareas que demanda esta parcela del desarrollo de  los lugares y asimismo la diversidad de las estructuras actuales del desarrollo local en Canarias, que aparecen sintetizadas y sistematizadas en el capítulo 9 de la publicación.

Pero la diversidad de autores que participan hace que este libro sea también una obra heterogénea por el enfoque que éstos utilizan al abordar los diferentes temas, e incluso que convivan en el mismo distintas concepciones teóricas y operativas del desarrollo local, desde la perspectiva administrativa que lo equipara con la gestión municipal de la parcela económica impulsada por el ayuntamiento, hasta el punto de vista que lo identifi ca con la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones y en el control de la gestión pública, pasando por idea que lo asemeja con el impulso del propio desarrollo del lugar de residencia en beneficio de la comunidad, según la conocida expresión de Vázquez Barquero.
El desarrollo local aparece como una respuesta no ortodoxa, según la expresión utilizada por González Hernández, en el capítulo 3, para hacer frente a los problemas de deslocalización industrial y depresión económica que afectaron a las economías de los países desarrollados en los años setenta, teniendo el desempleo como repercusión social más destacada. Ante los mismos, las políticas convencionales de crédito barato e inversión gubernamental se consideraban insufi cientes para atacar las raíces estructurales de la crisis, en un contexto que añadía, además, infl ación y creciente interdependencia de las economías.

En su lugar se aboga, según el mencionado autor, «por la recomposición del tejido productivo y por la competitividad de las economías locales a partir de una adecuada identifi cación de sus potencialidades, políticas acertadas para promover la formación del capital humano y el emprendedurismo local, y la coordinación de las competencias y recursos de las diferentes administraciones, superando la tradicional compartimentación sectorial en el diseño y ejecución de las políticas, y activando sinergias a partir de una visión integrada de las diferentes actividades que se despliegan en el territorio». Y añade, que la participación e implicación de los agentes sociales en la identifi cación de los problemas y la defi nición de los objetivos de desarrollo constituye, también, un aspecto central de esta perspectiva local de la economía.
Por ello, hablar de desarrollo local implica también, según Sánchez García, en el capítulo 2, hablar de las políticas públicas asociadas a las estrategias de desarrollo. Si el proceso de participación de los ciudadanos funciona adecuadamente, estaríamos ante lo que este autor denomina «confi guración artesanal» del interés general. Por el contrario, si el proceso participativo no funciona adecuadamente, se revelaría una «confi guración defi citaria» de dicho interés general, y nos encontraríamos ante actuaciones públicas que harían del desarrollo local una cuestión meramente ceremonial. En este caso, la noción de rendición social de cuentas se presenta como una herramienta útil para recuperar la caracterización democrática del concepto de desarrollo local.

Por su parte, el profesor Rodríguez Martín constata, en el capítulo 1, que el calificativo «local» aplicado al desarrollo está siendo progresivamente sustituido porel término «territorial», a causa de la ponderación creciente de los factores culturales e institucionales en la dinámica económica, lo que ha acabado jerarquizando los territorios en el contexto mundial, no sólo en función de las potencialidades de los mismos, sino también en relación con las conexiones que éstos mantienen con otros lugares. Y ese cambio de los territorios en el escenario internacional debe ser aprovechado por los actores locales para atraer la atención de inversores y compradores foráneos, con la fi nalidad de transformar los sistemas productivos locales, incrementar y diversifi car la producción, generar empleo y mejorar la calidad de vida de la población, lo que defi ne esencialmente el desarrollo territorial.

De todos modos, el territorio es el resultado de un complejo proceso de «construcción » social, que se realiza sobre un espacio geográfi co concreto y deriva de las prácticas, proyectos y conocimientos de los actores que viven en el mismo, según argumenta García Rodríguez, en el capítulo 4. En consecuencia, el territorio es una creación histórica, y como tal puede desaparecer, en un momento dado, o programarse su construcción o transformación, en función de los intereses de la colectividad o de la práctica política. En ambos sentidos, los ejemplos existentes son numerosos, y uno de los más conocidos corresponde al proceso de construcción de las comunidades autónomas españolas, en la etapa reciente. En dicho contexto se habla del territorio desde el punto de vista político y antropológico, en relación con la comunidad que lo ha producido, y también que lo percibe como tal. Debido a ello, todos los territorios tienen un mayor o menor grado de originalidad, e incluso de subjetividad, algo que es único e irrepetible, y puede facilitar o condicionar los procesos de desarrollo.

Los cambios generales que afectan a la economía mundial y a nuestra sociedad en el presente suponen retos importantes para la misma, pero también aportan nuevas perspectivas y oportunidades de desarrollo para los territorios, hacen posibles nuevas alianzas entre diferentes áreas complementarias. En dicho contexto, el desarrollo local aparece como una nueva forma de mirar y de actuar desde lo local. Por tanto, el desafío para las sociedades locales se plantea ahora, en términos de insertarse en lo global de manera competitiva, capitalizando al máximo posible sus capacidades por medio de las estrategias de los diferentes actores en juego. Pero resulta también fundamental para lograrlo la cooperación entre actores públicos de diferentes niveles institucionales (locales, regionales, nacionales, internacionales), y entre el sector público y el sector privado.
Pero algunos territorios están en mejores condiciones que otros para adaptarse y responder a dichos cambios, por sus características demográfi cas y sociales, por la estructura de su economía, sus recursos naturales y humanos, su cercanía a otras áreas más desarrolladas, etc. Sin embargo, se ha constatado en numerosos lugares que la manera más efi caz de valorar esta diversidad de posibilidades depende de los propios agentes locales, que establecen sus propias estrategias y planes de acción, en función del análisis de los puntos fuertes y los puntos débiles de su territorio, así como de las oportunidades y amenazas que pueden presentarse.

Para intentar contribuir modestamente a dicho objetivo común se ha confeccionado este manual, que reúne experiencias concretas, conceptos académicos, refl exiones operativas y metodologías de trabajo que pretenden servir de apoyo a los actores locales en su labor profesional y formativa en el territorio diverso de Canarias.

Inicio Empleo y Desarrollo Cooperación: Desarrollo Local Canarias (2005/07) Teoría y práctica del desarrollo local en Canarias. Manual para agentes de desarrollo local y rural.